Hablar de Asesoría de Imagen es hablar de armonizar, de hacer crecer y potenciar tus recursos, mediante la imagen, con la habilidad de ayudar a transmitir lo que se desea de acuerdo con las circunstancias y los objetivos, creando un conjunto armónico y coherente entre lo que la marca quiere transmitir y lo que el cliente percibe.

¿POR QUÉ INVERTIR EN ASESORÍA DE IMAGEN?

Hay ocasiones en las que creemos que lo que queremos transmitir (MENSAJE) es lo que transmitimos y no es así. Una cosa es lo que vemos y cómo lo vemos (EMISOR) y otra lo que ven o cómo nos ven (RECEPTOR).


ASESORÍA CORPORATIVA

La asesoría e imagen puede ser personal o corporativa. En Almacén de Luciérnagas estamos especializadas en CORPORATIVA.

La Asesoría de Imagen Corporativa es global y alcanza a la organización desde su creación acompañándola a lo largo de su andadura, recogiendo todos los ámbitos de aplicación de la imagen. Podemos hacerla Externa o estética que implica el equipo de trabajo, el mobiliario, el lugar de trabajo, su logotipo, sus productos o bien Expresiva o Dinámica, que implicará al equipo de trabajo, los soportes y medios utilizados.

Con la Asesoría de Imagen, lo que pretendemos es la coherencia en la comunicación, entre lo que se quiere transmitir y lo transmitido para que el mensaje de tu empresa llegue y sea comprendido adecuadamente por el receptor, creando o recuperando tu marca como una Love Mark:

LA EMOCIÓN POR ENCIMA DE LA RAZÓN

La Asesoría siempre tiene un enfoque de futuro ya que
todo cambio requiere un proceso.
Sé POSITIVO. Sé PACIENTE. Sé PERSISTENTE

IDENTIDAD CORPORATIVA

Estudiaremos el conjunto de actuaciones que engloban el objetivo de transmitir la personalidad y los valores de tu empresa, para crear un conjunto armónico que potencie, modifique, neutralice o añada códigos y te ayuden a transmitir el mensaje deseado y aumentar tus ventas.

En el mundo empresarial, se usa el término “imagen” para referirse a ciertos conceptos como: imagen de empresa, imagen de marca, imagen corporativa e imagen global.

De la misma manera, la imagen de empresa se subdivide en imagen depositada, la imagen deseada y la imagen difundida.

Todas ellas son de gran importancia, pues es la visión que se tiene de una empresa en el mercado. 

La identidad corporativa es la que la propia empresa tiene sobre sí misma. Incluye su filosofía, creencias, valores éticos y culturales, estrategias… Es la columna que vertebra la existencia de la compañía.

Imagen corporativa es el grupo de cualidades que los consumidores asocian con una determinada compañía o marca. Podría decirse que la imagen corporativa es aquello que la empresa significa para la sociedad, es decir, es la percepción que el público tiene de la organización.

Por último, la identidad visual es la traducción simbólica de la identidad corporativa. Es la parte visual que todos ven.

«No se puede conseguir que alguien lleve a cabo algo si previamente no lo siente.
Asimismo, nadie puede sentir nada si antes no lo conoce.
Saber para sentir. Sentir para hacer. Convencimiento.»
Santiago Rodríguez

EJEMPLOS DE MARCAS CREADAS POR NOSOTRAS

BENEFICIOS DE UNA ASESORÍA DE IMAGEN

La Imagen expresa el ser y el hacer, el pensar y el sentir de la organización, interrelacionándose interna y externamente con la cultura corporativa.

En la actualidad, en un mercado tan competitivo y cambiante, disponer de una buena imagen empresarial es un elemento definitivo de DIFERENCIACIÓN y POSICIONAMIENTO. Para obtener grandes ventajas sobre sus competidores, una marca ha de diferenciarse.

Una empresa que tiene buenas herramientas de comunicación y una imagen bien articulada, logra mayores ventas y construye un soporte interno para la estrategia de crecimiento de la empresa. Todos los detalles son aún más importantes en tiempos de crisis, cuando es más fácil que las ventas caigan. Debemos establecer una estrategia que fidelice al cliente habitual y que capte a muchos nuevos.

La imagen no sólo es fruto de la comunicación sino también de la gestión de la empresa ya que cualquier comportamiento de la empresa, puede evaluarse en términos de imagen. Contestar al teléfono, por ejemplo.

PROTOCOLO EMPRESARIAL

Imagen personal, habilidades sociales y mejorar la atención al cliente son siempre valores añadidos.

EL manual de protocolo empresarial es un documento de carácter interno que se realiza orientado al equipo humano de una empresa para que tomen conciencia de la importancia que tiene adecuar las habilidades sociales tanto en el entorno personal como en el profesional. Se considera una herramienta básica para la consolidación y mantenimiento de la imagen corporativa.

Saber ser, saber estar, conocer unos criterios adecuados de actuación, aprender a ser flexibles, respetuosos y tolerantes con los demás son factores que se erigen en un lenguaje universal, determinante en el entendimiento entre las personas.

Manual de procedimiento

Contiene toda la aplicación de la imagen corporativa: arquitectura, iconografía, colectivo… Y la implementación en todas las áreas de función: recepción, acogida y espera, personal, higiénico-sanitarios, almacén, archivo y documentación…

Estará redactado al detalle:

  • La personalidad corporativa
  • Los objetivos conceptuales
  • La identidad corporativa a transmitir
  • El esquema jerárquico organizativo de la empresa
  • Las precedencias departamentales: las dependencias, los espacios físicos que éstas ocupan, sus objetivos y funciones, horarios de atención, etc.
    Se considerará la realización de auditorias internas para garantizar la objetividad.

El mantenimiento de la calidad de la imagen corporativa, se mantendrá con motivación, comunicación, medios de organización y las compensaciones.

¿Realmente está transmitiendo tu marca lo que es, sus valores… el sentimiento? Podemos estudiarlo.
Contacta con nosotras 🙂