Almacén de Luciérnagas
Estás leyendo...

DECORAMOS LA NAVIDAD con Almacén de Luciérnagas

0
Decoración Eventos Sabías que...

DECORAMOS LA NAVIDAD con Almacén de Luciérnagas

Para nosotras, la Navidad huele a chimenea, castañas asadas, nieve, familia, dulces… Y es que, sentarse frente al fuego o la estufa tapadita con una manta y dejar que simplemente te atrape ese calor de hogar, es uno de los mejores placeres del invierno.

La Navidad representa, para cada unos de nosotros, opiniones y sentimientos distintos. Para muchos, es un tiempo de reflexión, de perdonar, de sanar, soñar y de volver a empezar proponiéndonos nuevos retos para comenzar el año. Es época de reencuentros, de alegría, de compartir y de estar con los seres queridos. Para otros, es tristeza, echar en falta a seres queridos, soledad…

Para la mayoría es una celebración religiosa; para los soñadores, una época mágica.

La palabra “Navidad” proviene del latín “Nativitas” que significa nacimiento. El establecimiento oficial del 25 de diciembre como “día de Navidad” se produce en el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno se proclama esta fecha para la Natividad de Cristo (a pesar de que Jesucristo no nació el 25 de diciembre ya que la Biblia no especifica una fecha u hora del nacimiento de Jesús).

A los que nos gusta la Navidad, esta época es uno de los momentos más bonitos del año, no sólo por lo que representa, religioso o no, sino por la magia, las luces, la decoración, el olor a Navidad….

A las Luciérnagas nos encanta cuidar todos los detalles a la hora de decorar la casa, el trabajo (y lo que nos dejen) con adornos navideños de todo tipo, poniendo ilusión, cariño y sueños en cada pequeño detalle.

El árbol iluminado, las estrellas, Papá Noel, el Belén (o ambos), regalos, comidas, brindis… todos ellos tienen lugar en la Navidad.

Ya huele a Navidad…

Si quieres conseguir un olor especial en casa, mientras disfrutas de las tardes de manta y sofá frente al árbol necesitarás palos de canela , rama de pino y un poco de aceite:
Pon a calentar agua en un cazo y cuando empiece a hervir echa los ingredientes y deja que suelten su aroma. Vierte el agua hirviendo a un vaso o jarrón y llévate el olor a Navidad a cualquier habitación de la casa.

También puedes hacer velas aromáticas
Necesitarás:

  • cera de vela o restos de velas usadas
  • mechas (también puedes usar hilo)
  • termómetro de cocina
  • recipientes a tu elección (taza de té, lata, frascos de conservas, etc)
  • palos de madera, canela, pajitas…
  • dos recipientes resistentes al calor
  1. Limpia bien el recipiente que hayas elegido para hacer tu vela. 
  2. Ata la mecha al palo de madera o pajita y colócala sobre el candelabro.
  3. Aplasta la cera o los restos de velas usadas. (si reutilizas velas viejas, elimina cualquier suciedad o residuo de mecha).
  4. Derrite la cera y viértela en un recipiente y luego en el otro, que has llenado con agua tibia previamente. Asegúrate de que el agua no alcance más de 90 grados para evitar que la cera se queme. 
  5. Una vez que hayas seguido estos pasos, ya puedes verter la cera derretida en el recipiente que hayas escogido y dejar que se enfríe
  6. ¡¡¡Ya está, ya tienes una bonita vela hecha a mano!!!

El árbol

La decoración de las tiendas, las luces por la ciudad, los anuncios en televisión son las señales de que la Navidad se acerca… El momento de decorar el árbol es quizás el más divertido para nosotras y, pese a tener los mismos adornos que el año anterior, lo hacemos diferente cada año.

Antes de las luces de Navidad, los abetos se decoraban con velas y manzanas. Posteriormente, se añadieron las luces, las bolas, la estrella y los lazos que representan la unión entre las familias y los seres queridos en esta época llena de ilusión y felicidad.

Como curiosidad, uno de los arboles de Navidad más famosos por su tamaño, es el que se alza en el Rockefeller Center de Nueva York (EE.UU.), con alrededor de 24 metros de altura.

En Dortmund, Alemania, también se encuentra un magno rival: un abeto natural de 45 metros de altura ubicado en el centro del tradicional mercadillo de Navidad.

Fuente de imágenes: Pinterest

Santa Claus Vs Reyes Magos

La Navidad es celebrada por los cristianos, pero también por gente no creyente; algunos utilizan la Navidad como festejo de convivencia social y familiar sin estar vinculada a alguna religión, mientras que otros lo reseñan en mensajes presidenciales. En muchos lugares de Europa y América hay una creciente tendencia a recuperar el sentido religioso de la Navidad y su verdadero significado.

Vamos a ver un poco del origen e historia sobre Santa Claus y los Reyes Magos…

Santa Claus

¿Sabías que…? En el siglo XIX fue cuando la Navidad empezó a afianzarse con el carácter que tiene hoy día y se popularizó la costumbre del intercambio de regalos y regalar tarjetas de Navidad, creando a Santa Claus y dándole un carácter distinto al religioso con temas que poco o nada tienen que ver con la tradicional celebración navideña.

Nicolás de Bari y su mítica fama de repartidor de obsequios, se basa en la historia que cuenta que un empobrecido hombre padre de tres hijas no podía casarlas por no tener la dote necesaria. Al carecer las muchachas de la dote, parecían condenadas a ser «solteronas». Enterado de esto, Nicolás le entregó, al obtener la edad de casarse, una bolsa llena de monedas de oro a cada una de ellas. Se cuenta que todo esto fue hecho en secreto por el sacerdote, quien entraba por una ventana y ponía la bolsa de oro dentro de los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarlos.


Se cree que el paso de la imagen de San Nicolás a la de Santa Claus sucedió alrededor del año 1624, cuando los inmigrantes Holandeses de la ciudad de Nueva Ámsterdam, más tarde llamada Nueva York, llevaron con ellos sus costumbres y mitos, entre ellos el de Sinterklaas, su patrono (cuya festividad se celebra en Holanda entre el 5 y el 6 de diciembre).

En 1809, el escritor Washington Irving escribió una sátira, Historia de Nueva York, en la que deformó al santo holandés, Sinterklaas, en la burda pronunciación angloparlante Santa Claus. Más tarde el poeta Clement Clarke Moore publicó en 1823 un poema donde dio cuerpo al actual mito de Santa Claus, basándose en el personaje de Irving. En ese poema se hace mención de una versión de Santa Claus, aunque gordo, ágil como un duende; que regala juguetes a los niños en víspera de Navidad y que se transporta en un trineo tirado por ocho renos (aún no incluye a Rudolph -Rodolfo-).

Posteriormente, hacia 1863, adquirió la actual fisonomía de gordo barbudo bonachón con la que más se le conoce. Esto fue gracias al dibujante alemán Thomas Nast, quien diseñó este personaje para sus tiras navideñas en Harper’s Weekly. Allí adquirió su vestimenta y se cree que su creador se basó en las vestimentas de los obispos de viejas épocas para crear este «San Nicolás», que en ese momento ya nada tenía que ver con San Nicolás de Mira.

A comienzos del siglo XX, en 1902, en el libro infantil The Life and Adventures of Santa Claus, de L. Frank Baum, se origina la historia de cómo Claus se ganó la inmortalidad, al igual que su título de santo.
Hasta principios de 1900 no hubo una asignación concreta al color de Santa Claus, siendo el verde uno de los más usados. Por lo tanto, se considera que la campaña masiva de Coca-Cola fue una de las principales razones por las cuales Santa Claus terminó vestido de color rojo y blanco.

– Wikipedia –

Canción: Santa Claus is coming to town ~ Artista: Michael Bublé

Los Reyes Magos

Los Reyes Magos de Oriente, es el nombre por el que la tradición cristiana denomina a los «magos», denominación que recibían los sacerdotes eruditos en el Antiguo Oriente que, tras el nacimiento de Jesús de Nazaret, acudieron desde Oriente para rendirle homenaje y entregarle regalos de gran riqueza simbólica: oro, incienso y mirra.

wikipedia.org


En los evangelios canónicos sólo el Evangelio de Mateo habla de estos «magos», sin precisar sus nombres, ni que fuesen reyes, ni que fueran tres. Fue en el siglo III d. C. cuando se estableció que pudieran ser reyes, por sus regalos y las iconografías que los representaban (se consideraba que eran personas pudientes). Fue también en ese siglo cuando se estableció su número en tres, uno por regalo; hasta entonces había dibujos con dos, tres o cuatro magos, e incluso la Iglesia ortodoxa siria y la Iglesia apostólica armenia aseguraban que eran doce, como los apóstoles y las doce tribus de Israel.

Los nombres actuales de los tres reyes magos, MelchorGaspar y Baltasar, aparecen por primera vez en el conocido mosaico de San Apollinaire Nuovo (Rávena) que data del siglo VI d. C., en el que se distingue a los tres magos ataviados al modo persa con sus nombres encima y representando distintas edades. Aún tendrían que pasar varios siglos, hasta el siglo XV d. C., para que el rey Baltasar aparezca con la tez negra y los tres reyes, además de representar las edades, representen las tres razas de la Edad Media: Melchor encarnará a los europeos, Gaspar a los asiáticos y Baltasar a los africanos.

En España, a partir del siglo XIX, se inició la tradición de convertir la noche de Reyes (noche anterior a la Epifanía) en una fiesta infantil con regalos para los niños, a imitación de lo que se hacía en otros países el día de Navidad y en homenaje al santo oriental San Nicolás.

Fue en 1866 cuando se celebró la primera cabalgata de Reyes Magos en Alcoy (Alicante), tradición que se extendió al resto del país y posteriormente a otros países, especialmente a países de cultura hispana.

– Wikipedia –

4Reyes. Corto de Unik Films

Sobre la ofrenda de oro, incienso y mirra

La tradición dice que los Reyes Magos de Oriente acudieron desde recónditos países a rendir homenaje a Jesús de Nazaret. Trajeron tres regalos: oro, incienso y mirra. Melchor, trajo oro por su gran valor y su belleza; Gaspar trajo incienso, una resina balsámica que al arder desprende un humo aromático muy agradable y Baltasar trajo mirra, una sustancia resinosa aromática con propiedades antisépticas, digestivas y antidepresivas.

¿Y tú de quién eres?


¿Por qué nos entregamos regalos?

navidad0

La razón más importante por la que damos y recibimos regalos en Navidad es para simbolizar los regalos que los Reyes Magos, le dieron a Jesús en el pesebre. La mayoría de los niños de todo el mundo creen en los Reyes Magos como portadores de regalos de Navidad y las familias y los amigos se entregan regalos. En cada hogar, los regalos se dejan en lugares diferentes: los zapatos o botas puestas por los niños, en los calcetines, bajo el árbol de Navidad o se entregan el día de Navidad por la mañana con toda la familia juntos.


EL AMIGO INVISIBLE. Una forma actual y popular de hacer regalos en grupo (clubes, escuela, amigos, lugares de trabajo, etc.) y que todos tengan regalo de Navidad, es tener un “Santa secreto” o “Amigo Secreto”. Se hace un sorteo entre los participantes y se acuerda un precio máximo para hacer el regalo. Cuando se dan los regalos (a menudo en fechas anteriores a la Navidad) a cada persona se le da su regalo de forma secreta y ¡todos tienen un bonito regalo de Navidad!

¿Sabes cuál es el origen de la estrella de Navidad

La estrella de Navidad o estrella de Belén, fue el astro que guió a los Reyes Magos hasta el lugar donde nació Jesús. Era una estrella extraña porque guió a los Reyes de norte a sur, cuando cualquier objeto natural en el cielo se mueve de este a oeste, debido al movimiento de rotación de la tierra.

Ha habido muchos intentos para explicar la Estrella de Navidad, sin embargo, no se ha podido encontrar ninguna explicación científica. 

La estrella simboliza la fe , la luz que nos guía en nuestro camino. También está asociada con el espíritu de celebración y con las grandes ilusiones. La estrella de Navidad que suele coronar nuestros árboles navideños es originaria de Filipinas. En esta zona del planeta, se preparan antorchas en forma de estrellas de cinco puntas, que iluminan la entrada de los hogares.

Besos bajo el muérdago

Entre las muchas bondades que se le atribuía al muérdago se encontraba el considerarlo afrodisiaco, un potenciador de la fertilidad y la planta de la paz y el amor. Esto llevó a que muchos fueran los hogares en los que se colgase una rama de muérdago en la misma entrada, a modo de atraer la buena suerte para sus habitantes y visitantes, que reinase en aquella casa el amor y la paz y a la vez que fuese bendecida con muchos hijos.

De ahí nació la costumbre de abrazarse y besarse al llegar a una casa y hacerlo cruzando el umbral en el que se encontraba el muérdago colgado.
Con el paso de los siglos y la instauración de las costumbres navideñas, el muérdago continuó siendo uno de los elementos presentes en la decoración y, por tanto, continuando la tradición de que besarse bajo una rama de esta planta proporcionaría suerte y amor.

https://blogs.20minutos.es

Los celtas la consideraban una planta con numerosas propiedades medicinales, a la vez que místicas. Muchos remedios y ungüentos utilizados desde la época de los celtas estaban realizados a partir de esta planta.

Decoración Navideña

Ideas

Las Luciérnagas os deseamos unas FELICES FIESTAS y un 2021 lleno de luz y alegría.

Esperamos que todos vuestros propósitos se cumplan y que el 2020 se quede sólo como una historia que contar.

Almacén de Luciérnagas
Las Luciérnagas os desean Felices Fiestas. Almacén de Luciérnagas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: